3 Reglas para elegir a tus Socios


Una pregunta que tiene diferentes respuestas dependiendo el contexto en el que te encuentres. Por ejemplo, si es la primera vez que vas a emprender existen 3 reglas MUY importantes que debes de tener en cuenta y romper lo menos posible, pero si ya estas en tu segundo o tercer emprendimiento ya tendrás experiencia suficiente y puedes tomar otros aspectos en consideración, incluyendo aspectos legales que limiten la responsabilidad y los derechos de cada socio.

En este blog me enfocaré en darte las 3 reglas MUY importantes si es tu primer emprendimiento, como siempre al ser la primera vez que te atreves a dar el salto a esta tan extraordinaria aventura la emoción es mucha y puedes dejar de ver aspectos importantes que te generen conflicto en el futuro.

Muchos de nosotros al momento de emprender lo hacemos desde una postura de no perder en lugar de buscar ganar, y no planeamos a muy largo plazo pues estamos enfocados al corto plazo pues lo que queremos es que funcione nuestra idea de negocio.

Compartimos esta idea con nuestros más allegados seres que nos encantaría que se sumaran al proyecto porque sobretodo confiamos en ellos y lo que no queremos es gastar mucho en sueldos y salarios. Contemplamos las fortalezas de cada individuo y cometemos el error de no prever posibles conflictos en el futuro.

Para evitar todas estas cosas te comparto las 3 reglas MUY importantes que te ayudarán a librar posibles conflictos futuros, mantendrán al animo y sobretodo traerán resultados aunque no tengas tiempo de pensar en el futuro y en posibles problemas, estas reglas son prácticas y sirven de simple test para determinar si vale o no vale la pena sumar a tu proyecto a diferentes socios:

1) MISMOS OBJETIVOS: Debes de determinar con claridad si tu futuro socio tiene los mismo objetivos en la vida que tú, como sabes un socio es de por vida ya que creamos una empresa para que dure toda la vida, es un patrimonio para nuestra familia, por lo que los objetivos de vida deben de ser los mismo o similares,

ejemplo: mi socio quiere una empresa que le sirva como retiro, y desea que no saquemos ni un peso de utilidades durante 10 años para reinvertir todo y asegurar su permanencia en el mercado. Yo estuve de acuerdo así que nuestros objetivos en el proyecto son los mismo o similares.

2) MISMA VISIÓN: La visión hace referencia a como ves la empresa en 2, 5 y 10 años. es importante definir el proyecto para remar hacia la misma dirección,

ejemplo: mi socio y yo decidimos hacer una marca premium, uno de nosotros quería volver la marca más accesible para poder penetrar mercados con más volumen de ventas, por lo que tomamos la decisión de desarrollar otra marca para no afectar a la actual, unimos visiones y decidimos seguir adelante.

3) MISMAS FORMAS DE TRABAJO: Este es el último pero no por eso el menos importante, incluso pensaría que éste es el más importante. Los principales problemas ocurren cuando los socios no definen sus funciones y responsabilidades, dejando en el supuesto lo que deberían hacer y es el principal problema en las sociedades. Invierte el tiempo necesario para identificar las formas de trabajo de tu futuro socio y determina si esto es lo que deseas de por vida.

ejemplo: mi socio trabaja grandes jornadas de trabajo, no tiene hijos y le gusta invertir más de 12 horas a sus proyectos de manera diaria, yo por el contrario tengo hijos y deseo invertir tiempo con ellos por lo que mi disponibilidad de horario es menor, pero nuestras habilidades son una garantía para lograr el éxito de nuestro proyecto, por eso decidimos llegar a un acuerdo en donde ambas partes estuviéramos cómodos y sobretodo que nos ayudara a llegar al resultado esperado.

Por último siempre será mejor emprender en equipo que solo, porque como se dice solo avanzas rápido pero en equipo llegas más lejos.

ROY ARZATE


0 vistas
ContactO

Roy Arzate 

Cancún Quintana Roo México 

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

Visitantes de la Web